4 errores comunes en la instalación de sistemas de bombeo solar

El acceso y la disponibilidad de agua, son temas de vital importancia para personas, animales y plantas en los entornos rurales. Tener o no tener agua, hace toda la diferencia. Las soluciones de bombeo basadas en energía solar son una herramienta que han ganado mucha popularidad por su sencillez y robustez. Sin embargo, la solución no solo depende del equipo, también es crucial la correcta instalación, para no poner en riesgo su inversión, así como a quienes abastece. A continuación, describimos 4 errores comunes, para que los lectores se aseguren de que no comentan ninguno y gocen de una solución exitosa.

  • Mala ubicación, orientación y limpieza de los paneles solares: Los paneles deben recibir la máxima radiación solar posible. Se deben orientar en el eje Norte – Sur. Se deben inclinar hacia el hemisferio contrario (Norte o Sur) el ángulo equivalente a la Latitud de la ubicación. Por ejemplo, si estamos a una Latitud de 7° Norte, inclinaremos nuestro panel 7° al Sur. Para pasar de grados a pendiente, sacamos el Seno del ángulo y lo multiplicamos por 100%. Por ejemplo, Seno(7°)=0,12 que multiplicado por 100% es 12%, es decir que por cada 100cm, debe elevarse 12cm. También hay que evitar al máximo las sombras de árboles, edificios o montañas en el lugar, buscando el lugar con más horas de sol posible. Y por último, se deben limpiar los paneles con frecuencia, ya que el polvo, las hojas o cualquier otra cosa que se acumule sobre ellos, va a disminuir la potencia generada.
  • Falta de configuración del controlador. El controlador regula la calidad de la energía que recibe de los paneles y que envía al motor de la bomba. Los controladores de SolarFlo® tienen dos variables que el usuario puede ajustar. Primero, el tiempo de retraso para el encendido, que permite que el pozo, tanque o reservorio recupere el nivel antes que la bomba vuelva a encender. Esto es crucial con volúmenes pequeños para minimizar el número de encendidos de la bomba y aumentar su vida útil. Segundo, la velocidad de giro, que permite ajustar el caudal de la bomba, llevándolo al punto de operación más conveniente según la oferta y la demanda de agua.
  • Problemas eléctricos e hidráulicos. Los problemas eléctricos pueden estar asociados a cambio de paneles o conexiones de otros componentes. Para ello es muy importante una correcta selección teniendo en cuenta los voltajes máximos y mínimos de cada componente, corrientes pico y promedio. No se recomienda modificar estos componentes sin el conocimiento y experiencia suficiente. Los sensores de nivel también se deben ubicar en un soporte adecuado y se deben probar y ajustar su altura para que realmente protejan la bomba. Los problemas hidráulicos surgen normalmente de reducciones en los diámetros de las tuberías, accesorios con demasiadas restricciones hidráulicas. Para seleccionar el diámetro de tubería correcto, se debe conocer el caudal y aplicar un simulador basado en ecuaciones de ingeniería como Hazen – Williams o similar.
  • Almacenamiento de agua inadecuado. El lugar de donde se toma el agua debería idealmente tener la capacidad para unos cuantos días de abastecimiento de los usuarios. También es necesario que la bomba tome el agua de la mejor calidad posible: no del fondo, donde hay sedimentos, ni de la superficie, donde hay flotantes, sino de unos 20cm debajo de la superficie, en lo posible.

Evitando estos errores comunes, esperamos que los usuarios de soluciones de bombeo solar disfruten de la confiabilidad, robustez y ahorro de esta tecnología.